Mi limón, mi limonero

Podemos afirmar que el limón es el cítrico de uso más popular en nuestra cocina pero su empleo supera las aplicaciones gastronómicas.
De cuitas y limones:

Si necesitas sólo unas gotas de limón, no es necesario que lo partas y se termine desperdiciando la mayor parte. Mejor utiliza una aguja delgada, introdúcela como hasta la mitad, retírala y exprime las gotas que necesitas. Así podrás usarlo en varias ocasiones.
Si los limones se han secado en el refrigerador, sumérgelos es una taza de agua hirvierdo durante un par de minutos y volverán a tener jugo.
El limón como aliño de las ensaladas debe servirse hasta que se vaya a comer para evitar que los vegetales se marchiten.
Para que los limones suelten todo su jugo, con tu mano ruédalos sobre la mesa aplicando un poco de fuerza.
Para eliminar el olor a pescado de las manos, lávalas con un limón ácido.
2615

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s